Emily Whitton

¿Sientes que estás caminando sobre cáscaras de huevo en tu relación? ¿Tu amigo o familiar habla por encima de ti? Podrías estar lidiando con una persona emocionalmente inmadura

Alguien que se considera emocionalmente maduro es capaz de comprender y manejar sus emociones, independientemente de las circunstancias. Es la capacidad de procesar los sentimientos, reconocer por qué se pueden sentir de esa manera y comunicárselo a los demás de una manera saludable.

La madurez emocional a menudo se caracteriza por que las personas asumen la responsabilidad de sus sentimientos, en lugar de culpar a los demás. A menudo pueden reconocer sus errores, están dispuestos a compartir sus luchas personales y pueden reconocer cuándo necesitan ayuda.

Sin embargo, a medida que avanzamos en la vida, nuestras diversas experiencias de vida pueden alterar nuestra perspectiva y la forma en que vemos ciertas situaciones. Crecer con apegos inseguros, un trauma pasado, una condición de salud mental sin apoyo o la falta de autoconciencia son algunas de las razones por las que alguien puede carecer de madurez emocional.


¿Qué es la inmadurez emocional?

Una persona emocionalmente inmadura es aquella que expresa sus emociones “desproporcionadamente” a la situación. Todos vemos la vida de manera diferente y es poco probable que dos personas experimenten un evento de la misma manera, pero una persona emocionalmente inmadura a menudo es incapaz de lidiar con la realidad. Luego pueden alterar su percepción de la realidad para satisfacer sus necesidades y, como resultado, pueden tener dificultades para navegar sus circunstancias de manera adecuada.


¿Cómo reconozco la inmadurez emocional?

Tal vez sientas que alguien en tu vida, ya sea un amigo, un compañero de trabajo, un padre o una pareja, es emocionalmente inmaduro. Incluso puede reconocer estos comportamientos en usted mismo. Reconocer la inmadurez emocional es un paso útil para tratarla de manera efectiva.

????

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales no incluye la inmadurez emocional como una condición de salud mental, aunque se ha asociado con el trastorno narcisista de la personalidad. Esto no significa, sin embargo, que una persona emocionalmente inmadura sea un narcisista. Siempre recomendamos hablar con su médico de cabecera si sospecha un diagnóstico.

Algunas características de una persona emocionalmente inmadura incluyen:

  • Pensando primero en ellos mismos.
  • Muestre poca o ninguna empatía: no puede ver las perspectivas de otras personas.
  • Pueden tener tendencias impulsivas.
  • No les gusta comprometerse.
  • Parecen estar ‘cerrados’ y luchan por hablar sobre sus sentimientos.
  • Vivir en el presente: les resulta difícil hablar o pensar en el futuro.
  • Ponerse a la defensiva: pueden tener una reacción desequilibrada incluso ante la crítica más pequeña.

¿Cómo puede la inmadurez emocional afectar las relaciones?

Estar o estar involucrado con una persona emocionalmente inmadura puede ser un desafío. Incluso puede llevar a la persona a cuestionar su propio sentido de identidad o volver a comportamientos regresivos. En situaciones más complejas, la otra persona en la relación puede desarrollar problemas de salud mental como ansiedad o depresión.

A menudo puede parecer difícil hacer que las cosas funcionen con una pareja emocionalmente inmadura. La ira y la frustración que pueden experimentar pueden hacer que te resulte más difícil encontrar una conexión más profunda con ellos. Puede sentir como si estuviera ‘caminando sobre cáscaras de huevo’ en la relación para evitar un desencadenante potencial.

Este impacto de la inmadurez emocional no se limita a las relaciones románticas. Algunas personas pueden reconocer esto en un padre, un compañero de trabajo o un amigo. Tal vez las conversaciones se sientan unilaterales, o hablan por encima de ti cuando tienes algo que decirles.

Es posible que haya descubierto que recoge el trabajo emocional en la relación familiar. Esto a menudo puede provocar una sensación de frustración e incluso soledad. Aunque tu padre esté físicamente allí, es posible que te sientas emocionalmente separado de él.

Es muy común sentirse confundido, agotado e incluso ‘drenado’ ya que sus sentimientos pueden ser ignorados o ignorados. Reconocer que las dificultades experimentadas están afectando su relación es el primer paso para construir una conexión saludable.


¿Cómo lidiar con la inmadurez emocional?

Comunicar

Hable honestamente, pero con sensibilidad, sobre su comportamiento. Trate de mantener la conversación simple y hágales saber cómo su comportamiento lo está afectando. Use declaraciones de “yo”, por ejemplo, “siento…”. Si a la persona emocionalmente inmadura le resulta difícil comunicarse, trate de ofrecer soluciones que puedan discutir juntos.

Desarrollar límites saludables

Reconocer lo que te hace sentir incómodo puede ayudarte a identificar lo que tolerarás y lo que no tolerarás en la relación. Comunícale esto a la persona emocionalmente inmadura y trata de ceñirte a los límites que establezcas.

Ofrecer apoyo

Fomenta un ambiente de apoyo para la persona emocionalmente inmadura y asegúrale que estás ahí para ella.

Busque apoyo profesional

Si la persona desea desarrollar formas de volverse más madura emocionalmente, trabajar con un terapeuta calificado puede ayudarlo a lograr mecanismos de afrontamiento saludables. Además, trabajar con un terapeuta de relaciones puede ayudar a ambas partes a encontrar formas de apoyarse mutuamente.

Practica el autocuidado

Anime a su pareja a practicar algunos cuidados personales. Esto podría parecerse a escribir un diario o practicar la atención plena. Incorporar el cuidado personal en la vida cotidiana puede ayudarlos a aliviar cualquier posible ansiedad o estrés. También es importante cuidar tu bienestar mental cuando tratas con una persona emocionalmente inmadura, así que asegúrate de tomarte un tiempo para ti también.

Pasar tiempo juntos

Trate de reservar algo de tiempo para hacer actividades que tanto a usted como a su pareja les encanten. Esto puede ayudar a construir intimidad emocional.


¿Puede una persona aprender a madurar emocionalmente?

Es totalmente posible que una persona desarrolle madurez emocional, especialmente con un fuerte sistema de apoyo. Aquí hay algunas formas en que una persona emocionalmente inmadura puede volverse más madura:

  • Aceptar la importancia de las emociones. — Las emociones no se pueden esconder debajo de la alfombra. Trate de reconocer que mostrar emociones no es un signo de debilidad y trabaje con su red de apoyo para comprender lo que está sintiendo y por qué podría ser.
  • Elige una mentalidad de crecimiento — En lugar de asumir que todo está escrito en piedra, crea que usted poder desarrollarse como persona. Aprende a desarrollar la autoconciencia y trata de desafiar tu forma de pensar.
  • Aprende empatía — Ser empático es fundamental a la hora de madurar emocionalmente. Trate de ver las cosas desde una perspectiva diferente y comprenda los puntos de vista de otras personas, sin juzgar. Sea curioso acerca de lo que otros tienen que decir.
  • Cultivar relaciones saludables — La madurez emocional es la base de las relaciones saludables con los padres, compañeros de trabajo, amigos y socios. Considere con quién se siente seguro y no tenga miedo de abrirse a ellos. Comunicar sus necesidades y establecer límites ayudará a que sus relaciones florezcan.
  • Sé amable contigo mismo – Tome su tiempo. Dominar los rasgos de una persona emocionalmente madura no sucederá de la noche a la mañana. Todos somos humanos, y estamos en constante crecimiento y desarrollo. Es normal experimentar sentimientos de ira o frustración, pero al cultivar nuevas formas de lidiar con estos sentimientos de manera saludable, todos podemos desarrollar madurez emocional.


por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *